Daylight Studios y Profoto: Una alianza con dos décadas de historia (II)

Daylight_Profoto_3

(2ª Parte)

En Daylight Studios fuimos pioneros en la utilización de la marca Profoto en nuestro país, una apuesta que se remonta en el tiempo hasta la década de los 90, cuando los productos de la casa sueca ni siquiera se podían adquirir en nuestro país y Freddy Frisuelos, nuestro director general y socio fundador, se trajo desde Nueva York un ring flash adaptado, ya que el sector fotográfico, especialmente los profesionales extranjeros, demandaba cada vez más estos equipos de iluminación. Dos décadas después, y con prácticamente toda la familia Profoto en nuestro catálogo, celebramos una relación estudio/marca que se ha estrechado, consolidándose con un crecimiento mutuo y posicionando a ambas empresas como actores principales de sus respectivos sectores.

© Roberto Garver

© Roberto Garver usó un Pro-10 de Daylight Studios para lograr esta captura

Corría el año 1997 cuando Daylight Studios incorporó el primer producto de Profoto a su catálogo de equipos. Se trataba de una sencilla antorcha con forma de anillo, conocida como ring flash, adaptada para poder ser usado con un generador Elinchrom que Frisuelos adquirió en uno de los viajes que realizó a EEUU para fijarse en el modelo de trabajo de los grandes estudios neoyorquinos. Por aquel entonces, Profoto era una marca de la que se oía hablar cada vez más en España pero con la que no muchos habían podido trabajar, ya que no existía distribución para su venta. “En el año 92 o 93 Annie Leibovitz ya nos había pedido trabajar con Profoto, pero le tuvimos que decir que no teníamos, más que nada porque en España ni sabíamos lo que era”, cuenta Frisuelos entre risas, “pero, claro, por curiosidad, me puse a indagar para conocer la marca y en uno de mis viajes a Nueva York descubrí que existían adaptadores, así que compré uno en la famosa tienda B&H. De este modo, tuvimos lo que casi nadie tenía: un flash de estudio que se podía conectar a un generador. Supuso un gran vuelco porque todo el mundo lo quería para las producciones de moda”, explica el fundador de Daylight Studios.

Acute_D4-Ring_90504f02fd8a90094b110f0fc6f33c01

Comprobada de primera mano la calidad y prestaciones de Profoto, tener que trabajar periódicamente con reputados fotógrafos extranjeros hizo el resto. Artistas como Annie Leivobitz o Elaine Constantine, que han pasado en repetidas ocasiones por nuestros estudios a lo largo de los años, exigían la utilización de equipos de iluminación Profoto para las producciones en las que eran contratados. Por esta razón, y a pesar de que Daylight Studios era aún un proyecto en pañales, invertir en la marca sueca dinero que realmente ni teníamos, señala Freddy Frisuelos, se convirtió en imperativo para poder asegurar el llevar a cabo con éxito producciones con sello internacional. Dani Martín, director técnico desde el 99 en Daylight Studios y asistente en el 97, apunta a la exclusividad y potencialidad de los productos Profoto que poco a poco se fueron adquiriendo y que se cuidaban como oro en paño: al principio guardábamos el primer Pro7a en una caja fuerte y lo tratábamos con un cuidado exquisito, porque entonces aún no sabíamos que eran tan fiables y no queríamos forzarlos. Luego veías hasta qué punto los exprimían algunos fotógrafos que trabajaban con nosotros y te dabas cuenta de su enorme capacidad.    

“En el año 92 o 93 Annie Leibovitz ya nos había pedido trabajar con Profoto, pero le tuvimos que decir que no teníamos, más que nada porque en España ni sabíamos lo que era”, Freddy Frisuelos

Desde entonces, conocedores de la eficiencia, fiabilidad y posibilidades creativas que Profoto brinda a su usuario, su gama de iluminación en nuestro catálogo no ha dejado de crecer, con la reciente adquisición de los generadores Pro-10, el más rápido del mundo, como última operación con una compañía de la que somos embajadores y que nos reconoce en su página web como uno de sus estudios colaboradores de referencia.

Y es que, además, Profoto siempre ha querido estar cerca de los estudios de alquiler que trabajan con sus equipos. Por eso en 2010 nos invitó a sus instalaciones de Estocolmo junto a los principales estudios de todo mundo para conocer de primera mano nuestras impresiones y poder seguir desarrollando y mejorando los equipos. Para nosotros supuso un gran orgullo ser los únicos españoles y una enorme experiencia conocer la factoría y tener la oportunidad de ver como desarrollan el proceso hasta llegar al producto final. También fue muy enriquecedor estar entre los referentes del alquiler a nivel mundial y poder conocernos personalmente e intercambiar impresiones de todo tipo.

freddy_Profoto

Como muestra del protagonismo de la marca en nuestro día a día, el pasado mes de enero participamos en la producción de la potente campaña de publicidad y promoción de la serie ‘Las chicas del cable’ de la imparable Netflix, fotografiada por el estadounidense James Minchin. La sesión requirió el uso de 30 generadores Profoto (Pro8a y Pro10) de forma simultánea, un reto nada común que demandó un gran esfuerzo por parte de nuestros asistentes técnicos.

© Roberto Garver

© Roberto Garver

Asimismo, a finales de 2016, Daylight Studios acogió una sesión en la que Roberto Garver, fotógrafo de publicidad, retrato y arquitectura, tuvo al futbolista del Real Madrid Marcelo Vieria como modelo y destinatario de las imágenes obtenidas para sus perfiles de redes sociales y en la que sólo se usó iluminación Profoto, destacando la utilización de TwinHeads, ZoomSpot, Pro-8a, Pro-B4 o Giant 240, algo que permitió a Garver concentrarse en la sesión ya que, como conocedor de la marca, sabía que nada fallaría. Al terminar el shooting, el madrileño definió Profoto como un equipo muy fiable que hace las sesiones muy fáciles gracias a su manejo intuitivo.

Para ver nuestro catálogo de iluminación de Profoto, pincha aquí